ShareThis

miércoles, 3 de agosto de 2016

Florencia Sabatini: “El fracaso está más cerca del éxito que del fracaso en sí mismo”

                                                                                                           

Por: Gabriela Francovigh

Florencia Sabatini es una mujer digna de ser destacada. No sólo es gerente de comunicaciones de Google Argentina, sino que también es madre de familia, licenciada en relaciones públicas y fue docente. Con tantas experiencias vividas, Florencia contó uno de sus grandes aprendizajes: “el fracaso está más cerca del éxito que del fracaso en sí mismo”.

¿Qué te llevó a estudiar Relaciones Públicas?
En ese momento, el ámbito de las relaciones públicas era la comunicación dentro de organismos privados. Eso me pareció un desafío porque hablar de la comunicación en las empresas implicaba ser la cara humana de las companías, darle un costado humano que justamente tenía que ver con la parte comunicacional.

 Estudiaste en el extranjero, ¿cuál fue tu experiencia allí, lo recomendarías como formación para profesionales de tu rubro?

Cualquier experiencia académica en el extranjero es importantísima. Recomendaría a cualquier persona que tenga la oportunidad de hacerlo que lo haga. En mi caso, UADE, firmó un convenio con la embajada de Finlandia para enviar a sus alumnos a la universidad de Helsinski. Me pareció extraordinaria la experiencia de irme a la otra punta del mundo. Viví en un pueblo llamado Mikkeli que queda a 400km de la capital donde está el campus y ahí cursé la materia Bussiness Comunication.

Tu carrera profesional incluyó la docencia, ¿Qué es lo que más disfrutabas de ese labor?
La docencia es algo que me llena en el alma, es la posibilidad de poder sembrar una semilla en la cabeza de los estudiantes que después crecen y florecen de manera incierta. Un buen docente activa disparadores para generar una iniciativa, no te dice qué pensar. Siempre trate de acercar mucho más la práctica profesional a la vida académica para que las clases tuvieran un baño de realidad. Todos mis exámenes eran casos reales o casos prácticos al estilo Harvard donde los chicos tenían que resolver problemas de comunicación basándose en un caso. Para mí el disfrute más grande era fomentar el pensamiento crítico que es lo que le pertenece a los alumnos, no me pertenecía a mí. Ser docente para mí es una de las mayores satisfacciones que he tenido en mi carrera profesional y académica. 


Con tantas experiencias laborales, y tanto aprendizaje en tan diversos rubros, ¿qué aspectos incorporados consideraste más valiosos?
Mi mayor aprendizaje es como un leitmotiv: aprender de las crisis. De una situación adversa existe la posibilidad de sacar algo positivo, aunque sea la propia enseñanza. El fracaso, está más cerca del éxito que del fracaso en sí mismo. Y eso es parte de nuestra filosofía de trabajo en Google. El tema es que hace uno con esos errores, hay gente que se paraliza y hay gente que genera energía o gasolina para tener más empuje y seguir adelante.

¿Qué es lo que más disfrutás de tu labor diario?
¡Muchas cosas! Me gusta venir a las oficinas ya que son preciosas. Disfruto muchísimo de las reuniones de equipo que hacemos todos los martes a la mañana ya que si bien tocamos un montón de temas importantes, nos divertimos un montón. Está comprobado que en un clima de trabajo así es donde salen las mejores ideas. También, disfruto mucho la posibilidad que me dan de viajar mientras tengo que trabajar porque todo el tiempo siento que me estoy enriqueciendo. Eso me permite descubrir cómo hacen las cosas en otras regiones muy diferentes a las nuestras. Me gusta que todo el tiempo siento que estoy rodeada de gente mucho más inteligente que yo (ríe). Hay personas que eso le puede sonar intimidante o le puede dar inseguridad a mi me encanta, la verdad que me siento muy inspirada por mis compañeros de trabajo.

¿Qué desafíos te presenta trabajar en una empresa como Google?

¡TODOS! Primero, porque es una empresa donde todo el tiempo sentís una gran responsabilidad. Es una gran compañía que tiene una mirada muy especial hacia sus empleados. Nos da un montón de beneficios y se preocupa por nosotros lo cual genera que uno ponga más empeño. Con tantos temas de agenda que una compañía como Google tiene para abordar uno tiene que priorizar muy bien. Eso es uno de los grandes aprendizajes que yo tuve en este trabajo, la importancia de priorizar.

En tu ámbito personal. ¿Cómo convive la mujer profesional con tu familia en tu hogar?

Si bien amo lo que hago a veces debo cortar porque tengo una familia con hijos chiquitos que también me apasionan y me emocionan y que obviamente son más importantes que mi trabajo. Por eso, para conciliar mi vida personal con mi vida profesional tengo que organizarme bien para poder estar cuando tengo que estar, ya sea en los actos de los chicos, en el médico, o bien en una cena con mi marido. Estar en Google requiere que un ejecutivo sea muy organizado para no colapsar, ni entrar en crisis. Obviamente, cuando uno tiene hijos depende mucho de la edad de ellos, hay etapas en las que son más demandantes y otras que son más autónomos.

¿Qué considerás que se requiere para trabajar en una empresa de tan alto nivel internacional?
El perfil de los trabajadores no implica solamente saber hacer lo que estudiaron, además se busca que la vida de la persona sea rica y que tenga una variedad de conocimiento. Debe sentirse cómoda en una organización líquida donde el liderazgo cambia constantemente. En un mismo equipo de trabajo, una persona puede ser líder de un proyecto en un mes y luego dejar de serlo. Por ello, la clave es desempeñarse bien en situaciones de equipo, los grandes performers que funcionan bien sólo individualmente no duran mucho. Además, estés en el área que estés, debés ser bueno comunicando. También, es indispensable poder dominar varios idiomas, ser bilingüe en Google es quedarse chico. Es un perfil de gente 
autoexigente que siempre tiene algo para dar más allá de su expertise. Todo el tiempo se desafían así mismas para salir de su área de confort. 

¿Qué consejo le darías a todas aquellas mujeres que desean convertirse en licenciadas de relaciones públicas?

Considero muy importante el pasaje por una consultora porque te pone el desafío de tener que lidiar con diferentes medios y periodistas en distintas circunstancias. Otro, es trabajar antes de recibirse porque si uno espera a tener el título, hay un montón de tiempo que de alguna manera perdió. Es importante adquirir experiencia laboral, no importa si es un trabajo de relaciones públicas o no. También, recomiendo saber idiomas ya que te abre muchísimas puertas. Haber podido comunicarme adecuadamente en inglés tanto en manera verbal como escrita marcó mucha diferencia en varios trabajos que tuve e inclusive con muchos clientes con los que trabaje. Otro consejo es tener una experiencia internacional por lo que recomiendo a los jóvenes profesionales que traten de alcanzar la posibilidad de trabajar en otro país.

No hay comentarios :

Publicar un comentario