ShareThis

lunes, 1 de febrero de 2016

Alto Verano

Por Andrea Galantti

En plena temporada de verano ya sea que se trate de playa, pileta o quinta el traje de baño sigue siendo una prenda central.

Lo más importante es un traje de  baño que nos haga sentir cómodas, actualizadas y estilizadas. En este sentido, es mejor hacer foco en aquellas opciones que logran una figura armónica; se debe renunciar a algunos prejuicios en post de una mejor imagen.


Por ejemplo, si la zona del cuerpo que presenta mayor conflicto es la cadera, lo ideal es que el bañador sea algo cavado para desviar la atención. Además se logra el efecto de piernas más largas.

Si tenemos mucho busto, el sostén no debe tener tiras demasiado finas ni ornamentación que genere más volumen, ya que da la sensación de desborde y es muy poco estético. El objetivo es lograr una buena sujeción: un efecto mucho más sentador. La bikini que tiene tiras regulables es muy recomendable para lograr mayor ajuste y confort.



A la mujer trendy de culto, no le debe faltar un traje entero; si queremos disimular algunos kilos, es recomendable un escote algo pronunciado, telas lisas y oscuras o prints ópticos o estampas pequeñas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario