ShareThis

martes, 13 de mayo de 2014

Cuidar la salud de los más chicos en casa



 

El cuidado de la salud empieza por casa, por eso es importante que, más allá de la atención médica que reciban, los niños estén bien atendidos en su propio hogar.
Estas son las recomendaciones que nos da el Dr. Carlos M. Didier, Director Médico y Gerente de Operaciones de Urgencias 435-1111, para que estemos preparadas frente a cuadros de fiebre, convulsiones febriles, broquiolitis, diarrea o deshidratación, e ingesta de cuerpos extraños.

FIEBRE
  • Medidas Físicas: se pueden indicar baños con agua tibia o compresas húmedas en frente, axilas e ingles. No utilizar alcohol.
  • Hidratación: es importante reponer las pérdidas de agua producidas por la fiebre, en forma fraccionada y en pequeñas cantidades.
  • Alimentación: sólo ofrecer al bajar la fiebre. Administre una dieta liviana y fraccionada.
  • Antipiréticos-Antifebriles: Administrar el tipo y cantidad indicada por su pediatra. No es aconsejable el uso de Aspirina o Ácido Acetilsalicílico en cuadros febriles en lactantes ni niños.

CONVULSIONES FEBRILES
  • No se desespere ni actúe abruptamente.
  • No lo sacuda ni intente recuperarlo bruscamente con palmadas o golpes.
  • No debe introducir sus dedos u otro objeto en la boca del niño.
  • Evitar que el niño se golpee con algún objeto.
  • No lo abrigue, recuerde que tiene fiebre.

BRONQUIOLITIS 
  • Haga nebulizaciones al niño: en dosis y con la frecuencia indicada por un médico.
  • Controle la temperatura y administre antitérmicos si fuera necesario.
  • Observe las características de la respiración para advertir dificultades mayores.
  • No permitir que alguien fume en la casa, el auto o cualquier lugar cercano a su hijo.
  • Hidrate: ofrezca agua en pequeñas raciones.
  • Administre una dieta fraccionada.

DIARREA - DESHIDRATACIÓN
  • Los alimentos que deberá ofrecerle en las próximas 24 horas son: té, agua, caldo, leche diluida a la mitad, zanahoria hervida, arroz, polenta, bife, pollo, manzana o peras en compota, pan tostado, queso.
  • Si el niño recibe leche materna, no se debe suspender. Aumentar su frecuencia y tiempo de cada toma.
  • No administrar antidiarreicos. Cualquier medicación debe ser indicada por el médico.
  • Siempre administrar líquidos en pequeñas cantidades y de forma fraccionada según lo indicado por su médico.

INGESTA DE CUERPOS EXTRAÑOS
  • Dentro de toda la amplia gama de objetos que pueden ser ingeridos por los niños, las pilas redondas y planas representan un riesgo especial y que deben ser extraídas si no avanzaron durante 24 horas, porque el ácido gástrico puede erosionarlas permitiendo la salida de sustancias tóxicas (mercurio, zinc, litio, entre otras).
  • Si su hijo ingiere un cuerpo extraño concurra inmediatamente al médico y siga sus consejos.
  • No intente desalojar el cuerpo extraño dando empujones en el abdomen y provocar toser al niño, o administrar laxantes por vía oral.
  • No intente provocar el vómito.

No hay comentarios :

Publicar un comentario