ShareThis

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Secretos reales de España



El poder soberano de las familias reales de Europa puede ser una cosa del pasado, pero en el siglo XXI, los miembros de la realeza moderna continúan hechizando a los viajeros.

ESPAÑA, el reinado

Sucesivas monarquías españolas han dejado siempre una marca en Madrid. Desde la tradicional plaza mayor del siglo XVI de Felipe III a la alegría ilimitada del museo Reina Sofía, el sello real continúa definiendo el paisaje cultural de la capital.


No hay nada como una bebida de chocolate caliente espesa para darle un impulso de energía después de bailar en un boliche hasta la madrugada. Si no, preguntale al heredero del trono de España, el Príncipe Felipe de Asturias.

“Antes de estar casado él iba a la discoteca Teatro Joy Es Lava aquí al lado y luego se reactivaba aquí en la Chocolatería San Ginés”,  dice la guía de turismo de Madrid y experta Real Virginia González mientras sumerge un churro en un chocolate caliente. 'Delicioso'.
Posiblemente uno de los camareros más ocupados de Madrid se toma un segundo para mostrar una fotografía en la pared del Príncipe de Asturias, de 1.97m de altura dejando la chocolatería        -que está abierta las 24 horas- en la madrugada con su entonces novia, la locutora de noticias más popular de España Letizia Ortiz.

Claramente, ella quedó impresionada. En 2004 se casaron en La Catedral de la Almudena con un banquete en el Palacio Real enfrente. 'Se celebró allí en el patio cubierto,' dice la guía Juana Sánchez-Cano. 'La boda fue dos meses después del bombardeo en el tren de Madrid que mató a 191 personas por lo que el ambiente era muy respetuoso. Pero en un momento tan oscuro, creo que el pueblo español tomó con satisfacción la oportunidad de celebrar tal felicidad.'
El Palacio es la residencia estatal oficial de la familia real española y todavía proporciona un dramático telón de fondo a acontecimientos históricos. Sanchez-Cano revela la recepción "sala de las columnas, donde España firmó el Tratado que conduciría a la adhesión del país a la Unión Europea en 1986, y fue donde se realizó la recepción organizada por el rey Juan Carlos para los campeones de Copa del mundo de 2010 de España. 

LOS PATRONES DE LA CULTURA

En frente a la Plaza de Oriente y la estatua del Rey Felipe IV se ubican los ex cuarteles militares y  depósito de pólvora, mejor conocido hoy como el Teatro Real. Se completó en 1850 y su inauguración contó con la presencia de la Reina Isabel II, amante de la ópera. El teatro sigue gozando de patrocinio real regular. En 2003, Felipe y Letizia, la nueva princesa de Asturias, asistieron a un concierto para celebrar el cumpleaños de la Reina Sofía. Fue su primera aparición pública tras el anuncio de su compromiso. 

"La Reina Sofía ha sido siempre apasionada por las artes," dice Graça Ramos, trabajadora del teatro, mientras nos muestra el detrás de escena del edificio, desde la gigantesca hidráulica utilizada para bajar y subir los escenarios, hasta el Departamento de apoyo donde los artistas se están dando los últimos toques a un cadáver ficticia de la etapa. "La Reina viene regularmente a ver actuaciones aquí y a menudo va hasta el escenario para agradecer al personal de producción así como a los artistas".
“La Reina es también la Presidente de la Fundación del famoso centro de arte que lleva su nombre, el Reina Sofía. Casi 3 millones de personas visitan este antiguo hospital (fundado por el rey Felipe II) cada año para ver el Guernica, la famosa pintura de Picasso, exposiciones de obras contemporáneas que se cambian cada tres meses y la asombrosa colección de obras maestras de Dalí y Miró.
"La Reina, como el Museo, es representante de la modernidad cultural," dice Jesús Carrillo. "Estamos creando constantemente nuevas maneras de acercar nuestras historias a la gente a través de colaboraciones con otros museos, conferencias, charlas y debate. Para aquellos que nos visitan, ponemos estas historias en el contexto, por ejemplo, mostrando películas, exhibiendo carteles o fotografías de la misma época".

LAS MÁS GRANDES OBRAS DE ARTE EN EL MUDO
 

Madrid goza de gran riqueza cultural. En el Prado se revela la historia de España a través de más de 1.300 de las más grandes obras de arte en la tierra, incluyendo numerosos retratos reales. Allí se puede disfrutar desde el Tres de Mayo de Goya de 1808, pasando por obras maestras de  Hieronymous Bosch y Rubens hasta el legendario Las Meninas de Valàzquez que es tan  embriagador como una pincelada de El Greco.

Afuera, el cielo está lleno de nubes, pero no ha disuadido a las miles de personas que se relajan en las 116 hectáreas de antiguos terrenos de caza real del Parque del Retiro. "El parque fue dado al pueblo a finales del siglo XIX por la monarquía", dice la guía Virginia González, señalando la estatua del generoso rey Alfonso XII que aparece dominando el ocupado lago navegable. Luego de un paseo por los elegantes jardines de inspiración francesa creados por Felipe V y a lo largo de la “Avenida de la Estatua” con sus interminables líneas de estatuas de monarcas hechas en piedra tallada por artistas del siglo XVIII, González camina enérgicamente por las calles de la ciudad, cada iglesia, monumento y edificio revelando una deliciosa historia real. Pero los cuentos más prosaicos que son las más memorables. Ella se detiene frente a una simple fachada. "Y se trata de Casa Lucio, uno de los restaurantes favoritos de rey Juan Carlos," sonríe. ¿"Su plato favorito? "Huevos estrellados" o huevos fritos especiales. Mirá. Aquí está en el menú, una comida digna de un rey por apenas 12 EUR”. 

Más información en www.esmadrid.com


 

No hay comentarios :

Publicar un comentario