ShareThis

miércoles, 24 de julio de 2013

Furor en Londres con la llegada del bebe real



 
Por Ceci Tessi

A las 4:24 horas del lunes, la duquesa de Cambridge dio a luz a su primogénito, en la maternidad privada del hospital público de St. Mary. El nuevo integrante de la familia real pesó 3,800 y nació por parto natural, luego de 11 horas de trabajo de parto.

Kate y Willinam se presentaron a las puertas del hospital - ubicado en la ciudad de Londres -  a las 7,10 AM, en medio de un gran despliegue de la prensa internacional y de festejos en todo el país. Kate lució un discreto vestido celeste a lunares blancos y se la veía radiante con su pelo suelto. Fue ella quien llevaba el bebé en brazos y unos instantes después se lo pasó a Guillermo

La familia real pasó la noche en la lujosa suite Lindo Wing del Hospital (que cuesta 7.000 euros la noche) y horas después de su nacimiento se dirigieron al Palacio de Kensington, donde se espera que pase su infancia.

Si bien aún no tiene nombre, Baby Cambridge, fue saludado como todo un príncipe: las campanas de la abadía de Westminster repiquetearon ante tal acontecimiento histórico, al mismo tiempo que los Scots Guard, en el cambio de guardia en el palacio de Buckingham,  también le rindieron homenaje.

Miles de británicos apuestan sobre cual será el nombre del niño y se inclinan por los nombres clásicos de Jorge y Jaime, aunque también se habla del nombre Carlos, en homenaje a su abuelo paterno.  
 
Lo cierto es que el pueblo entero festejó hasta altas horas, frente al palacio de Buckingham, el nacimiento del nuevo integrante de la familia real, tercero en la línea de sucesión a la corona y quien será el Jefe de Estado del siglo que viene. Sin lugar a dudas el nacimiento del bebé real es toda una cuestión de Estado para el pueblo británico.

No hay comentarios :

Publicar un comentario