ShareThis

lunes, 15 de julio de 2013

Cómo usar pieles sintéticas

 

 Son una tendencia que pisa fuerte y, sobre todo, nos permite agregar glamour a nuestro outfit a la vez que nos mantiene abrigadas.

En general, vemos la piel sintética en prendas como chalecos, boleros y abrigos, pero también hay prendas que incorporan la piel en una parte y no en su totalidad, que son ideales para quienes no se animan a incursionar del todo en esta tendencia. En esta temporada se ve en capuchas, por ejemplo, en parkas, así como en solapas y en tiras verticales dentro de chalecos.

Las pieles pueden ser lisas (en tonos neutros así como en otras variantes más llamativas) o estampadas. Los estampados dan menos versatilidad a este tipo de prenda así que si queremos una inversión más durable, lo más aconsejable es centrarse en tonos lisos y neutros, que podemos combinar para distintos momentos del día.

Para el ámbito laboral, podemos combinar un chaleco de piel con una falda tubo, una camisa y zapatos cerrados mientras que para nuestro tiempo libre, podemos animarnos a una polera básica, jeans o pantalones skinny y chatitas o tacos.


Los accesorios no son ajenos a esta tendencia. Observamos apliques de piel en calzado (más y menos formal), carteras y sombreros. Si tenemos prendas clásicas, atemporales, una manera de lograr un look vigente y canchero es mediante los accesorios con piel, que permiten pasar de clásico a chic, incorporando este elemento de tendencia. Además, tenemos que tener en cuenta que hay modelos de más grosor y volumen que dan la sensación visual de agrandar la parte del cuerpo que cubren. Para evitar este efecto, es mejor animarse a los chalecos y no a los abrigos con mangas de piel, porque el chaleco estiliza más visualmente.

Los boleros y detalles en la zona superior de una prenda son ideales para mujeres de hombros estrechos y caderas más anchas. Si una mujer de hombros anchos y caderas angostas deseara incorporar esta tendencia, lo más sentador será que opte por un chaleco en un tono más oscuro en comparación con la prenda inferior que use.


Otro factor a tener en cuenta son las proporciones. Si nuestras piernas son cortas, no nos servirá un abrigo o un chaleco muy largo, ya que dará la sensación de que las piernas son más cortas aún. Si, por el contrario, tenemos un torso corto, serán muy sentadoras estas alternativas porque generarán más armonía y equilibrio entre piernas y torso.

 Laura Malpeli de Jordaan
Master en Asesoramiento de Imagen 
certificada por Colour me Beautiful
Creadora de Styletto Image Studio



No hay comentarios :

Publicar un comentario