ShareThis

miércoles, 17 de julio de 2013

¿Cómo revitalizar la piel y las articulaciones?



 
Con la llegada del invierno nuestra piel y nuestras articulaciones comienzan a dar síntomas y signos claros de sufrimiento. La piel es el primer órgano de choque contra el frío y por lo tanto debemos cuidarla tanto como lo hacemos durante los meses de sol intenso.



El frío, junto con la humedad y la polución ambiental, resecan nuestra piel. Además, cuando estamos en ambientes calefaccionados y con más ropa de lo normal, la misma no permite la normal evaporación de la transpiración y eliminación adecuada de las células muertas. Si a esto le agregamos, los cambios bruscos de temperatura, la piel se deshidrata aún más y al resecarse aparecen las arrugas.



Las articulaciones también son afectadas por el frío y la humedad, sobre todo en aquellos pacientes que sufren de artrosis, la enfermedad articular crónica que afecta a millones de personas, especialmente a la mujeres, y que aparece a cualquier edad. Los pacientes con artrosis sufren por el dolor y la rigidez de sus articulaciones sobre todo durante la mañana, y recurren a analgésicos cada vez más potentes y a  mayores dosis para soportarlos.



El Plasma Rico en Plaquetas Hiperbárico (PRP-HB) ofrece una excelente oportunidad de tratamiento conjunto, para revitalizar la piel como las articulaciones, ya que tiene un poder antiinflamatorio y rejuvenecedor que supera al plasma rico convencional, debido a que se trata de un plasma rico en plaquetas y en oxígeno.



Además, aprovechando el aumento de la presión en el interior de la Cámara Hiperbárica, se evita inyectar el PRP-HB ya que se introduce por vía transepidérmica, sin agujas y sin dolor,  hasta alcanzar la dermis. Dentro de la cámara, los factores de crecimiento (growth factor) estimulan a los fibroblastos encargados de producir el colágeno tan importante para la salud dérmica y articular.



Este procedimiento es ideal para toda la piel, pero especialmente para el rostro, cuello, escote y manos, que son los lugares donde aparecen los primeros signos de envejecimiento.



Al mismo tiempo que utilizamos la vía transepidérmica para reparar y rejuvenecer la piel, se aplica el PRP-HB con agujas muy pequeñas en la región afectada por la artrosis, de tal manera que se logra la revitalización y rejuvenecimiento dérmico y articular en la misma sesión.



El Plasma Rico en Plaquetas Hiperbárico se complementa con una serie de medidas generales, y otros tratamientos antienvejecimiento (antiaging) adecuados a cada paciente en particular.


Asesoró: Dr. Leonardo Rubén Gulman, 
director médico de Belesana. 
Matrícula: 55.129.

No hay comentarios :

Publicar un comentario