ShareThis

viernes, 31 de mayo de 2013

Salud y belleza: los beneficios de dejar de fumar




Por Mariana Boggione



En el Día Mundial Sin Tabaco, Mujeres Chic habló con el Dr. Ricardo Heffel (Mat. 15878)*, Director del Centro de Alto Rendimiento Cerebral (CE.A.RE.CE), quien destaca los beneficios de dejar de fumar, tanto en la salud como en la belleza.



¿Qué objetivos se persiguen al conmemorar el Día Mundial Sin Tabaco?

Creo que hay que apuntar a la prevención y a tratar que cese el consumo de tabaco. Hay que tener en cuenta que la nicotina es la sustancia más adictiva que hay.
Actualmente la industria tabacalera está apuntando a la mujer, vendiendo el tabaco como estereotipo de belleza y libertad. De 1000 millones de fumadores, 200 millones son mujeres, entonces quieren ampliar el margen de personas que fuman, y apuntan a la mujer. 

En cuanto a las edades, en general en la adolescencia es un 50% mujeres y 50% varones. Y en el resto, el consumo en mujeres está aumentando, y las consecuencias son graves, por los roles que cumple la mujer en la sociedad. Cada vez tiene un lugar más importante, y entre sus funciones está el de la maternidad, y el tabaco tiene consecuencia sobre ésta, la lactancia, el embarazo…



¿Cuáles son los daños que causa el cigarrillo en la salud y en la belleza?

Ambas cuestiones están muy relacionadas, porque quien está bien de salud, se ve más bello, y el sentirse bello,  impacta en la salud.

Respecto a la salud en general, el humo del cigarrillo tiene muchísimas sustancias tóxicas, y es un gran producto inflamatorio para todo el organismo.

A las mujeres que han dejado de fumar, se les nota en la piel, en la mirada, en el estado físico, en el estado respiratorio, en las uñas y manos… la diferencia se nota al cabo de meses, entonces, no importa cuánto tiempo fumaste, vale la pena dejarlo. La mejoría es notoria. Una mujer puede hacer cualquier tratamiento de belleza, pero si deja de fumar va a tener mucho mejor resultado que si sigue fumando.



¿Hay algún método efectivo para dejar de fumar?

El mejor método es el convencimiento de querer dejar. Los fumadores en general empiezan a hacerlo por curiosidad, o por llegar a representar cierto estereotipo. Después siguen justamente porque la nicotina es muy adictiva. En general, las personas que fuman, no lo hacen porque les da placer, sino para calmar el malestar que produce la abstinencia de la nicotina.

Al tabaco es difícil de dejarlo porque es adictivo, pero con los elementos que tenemos hoy, se puede dejar de fumar con mucha facilidad y sin sufrimiento.

Hay un tema que asusta a muchos, que es el dejar de fumar y aumentar de peso, porque lo que tenía que ver con la ansiedad oral, aumenta, y el lugar que ocupaba el cigarrillo se compensa con algo para comer. Pero esto no es así. Las mujeres que dejan de fumar no tienen por qué aumentar de peso. Si bien se pude dar, no necesariamente tiene que ser así. Generalmente está asociado, por ejemplo, con un trastorno de ansiedad, que antes lo calmaba el cigarrillo, y ahora, algún bocado.



¿Cuál es el secreto?

El secreto es algún tratamiento farmacológico eficaz, para no sufrir la abstinencia; hacer mucha actividad física, para hacer funcionar mejor el aparato respiratorio y todo el organismo en sí, y calmar la ansiedad que produce la abstinencia; y fundamentalmente, dejar de fumar.

Algunos métodos son más paulatinos, y otros, más abruptos. Depende de la evaluación singular que se haga de cada persona, porque hay que distinguir si hay otros componentes asociados al consumo de tabaco. Todo va a depender de cuán convencida esté la persona de dejar de fumar. Lo más complicado no es el comienzo, sino unos meses después. Es como en las dietas: los primeros kilos bajan rápido, pero sostenerlo en el tiempo es difícil. Fundamentalmente, dentro del tratamiento para dejar de fumar tiene que haber apoyo posterior.

Las mujeres pueden dejar de fumar, y eso tiene muchos beneficios, no sólo en la salud, sino también en la belleza.



¿Actualmente están haciendo algún taller en CE.A.RE.CE?

Hay varios talleres de cesación tabáquica, con diferentes enfoques. Algunos con técnicas en la que no se usan fármacos, y otros en el que se utiliza un medicamento por no más de dos meses, que es lo más eficaz. Lo importante es brindar herramientas que permitan sostener el no consumo de tabaco después del cese.



*Dr. Ricardo Heffel (Mat. 15878), Médico Psiquiatra, Máster en Adicciones, Profesor en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y Director del Centro de Alto Rendimiento Cerebral (CE.A.RE.CE).



No hay comentarios :

Publicar un comentario