ShareThis

lunes, 13 de mayo de 2013

Cómo usar el animal print y no morir en el intento


El animal print se está convirtiendo en un clásico de todas las temporadas: lo vemos este otoño-invierno y también será tendencia durante la primavera.


Desde ya, no es requisito incorporarlo para estar a la moda, ya que siempre debemos considerar el estilo personal y, por ejemplo, las mujeres clásicas y las románticas no estarán a gusto usando este estampado.

Qué tener en cuenta para elegir animal print para que ayude a plasmar una imagen positiva

- Contextura
El tamaño del estampado está estrechamente relacionado con nuestra contextura.
Si medís menos de 1,60 mts, lo ideal será un estampado pequeño, si tu estatura es entre 1,61 y 1,70 mts, los estampados medianos serán tus mejores aliados. Si tu estatura supera 1,71 mts, los estampados grandes serán la mejor opción.
Seguir la regla de la contextura evita distorsiones en la imagen proyectada ya que una mujer muy menuda “se pierde” y queda en segundo plano usando un estampado demasiado grande.

- Tipo de cuerpo
Todo estampado, en comparación con una prenda lisa que no sea demasiado clara, agranda visualmente la parte del cuerpo que cubre. El truco está en usar el animal print para que ayude a lograr una imagen armónica y proporcionada. De este modo, si la cadera es más ancha que los hombros, lo ideal será que usar el animal print en prendas superiores, como camisas, sweaters y cardigans. Para el caso opuesto, de hombros más anchos y cadera angosta, una prenda inferior con animal print, por ejemplo, una pollera, será la mejor aliada porque dará la sensación de mayor proporción entre hombros y caderas.


- Cómo combinarlo
Lo más habitual si usás dos prendas es que una tenga animal print y la otra sea lisa. Esta es una manera armónica de combinar pero si tu estilo es más llamativo o querés destacarte, también podés animarte a la superposición de estampados. Esto se logra combinando dos prendas de animal print de distinto tamaño de estampado o bien combinando la prenda de animal print con otra de otro diseño que tenga algún color en común. Es sin lugar a dudas, una cuestión de actitud.


- Contexto
Más allá del estilo personal, que siempre sugerimos respetar porque la imagen es la narración de nuestra identidad, debemos considerar el contexto en el que estemos ya que no siempre el animal print será la mejor opción o quizás convenga incorporarlo en menor medida, en algún accesorio y no en una prenda.
Usar el animal print según nuestro tipo de cuerpo y la contextura solamente no garantiza una imagen positiva ya que, en el contexto erróneo, puede ser percibido como poco adecuado para esa circunstancia, por lo que no contribuye a la optimización de la imagen personal.


-Una última sugerencia
Si todavía no incorporaste el animal print a tus looks, lo mejor será animarte de a poco y para esto no hay mejor aliado que un accesorio.
Puede ser un pañuelo con un estampado en animal print, una cartera o un par de zapatos; estos complementos harán que tu outfit no se vea monótono y te permiten implementar esta tendencia de forma sencilla y delicada.


Por Laura Malpeli de Jordaan
Master en Asesoramiento de Imagen
certificada por Colour me Beautiful
Creadora de Styletto Image Studio

No hay comentarios :

Publicar un comentario