ShareThis

viernes, 4 de mayo de 2012

Matilde Baroni: "Me gusta mucho jugar y me divierto generando desafíos nuevos"



“Matilde es una mujer a la que le gusta mucho jugar y se divierte generando desafíos nuevos”.  Así se definió Matilde Baroni, quien se desempeña como locutora, comunicadora social, docente y conductora de TV.
Su voz resuena en estudios de radio y televisión, en aulas universitarias y secundarias.

 -¿Cuáles fueron tus primeras incursiones en el periodismo y la locución? ¿Dónde comenzaste a trabajar y dónde trabajas actualmente?

Cuando estaba estudiando en la Facultad colaboré con el diario "El Eslabón" y hacíamos, con una amiga, informes semanales sobre educación y cultura para un programa que se emitía por Radio Universidad,  "Noticias Piratas". Nuestro micro se llamaba "A Tontas y a Locas".  
El 25 de junio de 2008 me recibí de comunicadora. Ese mismo día me llamaron de Radiofónica para hacer "Escenario Mercenario" y fue, en ese momento, que empecé a cobrar mis primeros sueldos. 
Mi ingreso en los medios fue a través de la locución. Esa profesión hizo que yo pudiera insertarme laboralmente. Con el tiempo mezclé las dos carreras. 
También ejerzo la docencia, en la Facultad de Comunicación, en un secundario y  tengo una escuela de Radio, "Sonamos", con Leo Larrea Velasco. Me recibí de docente el año pasado así que por suerte puedo ejercer todo lo que estudié.

-¿Por qué te decidiste por esta profesión? ¿Qué otra cosa te hubiera gustado ser si no fueras locutora?

Cuando estaba en 3er. año de la escuela secundaria visité LT8 y me dijeron que tenía buena voz. Empecé a hacer cursos de locución pero tenía en claro que quería ir a la Universidad por eso comencé a estudiar (una vez terminado el colegio) Comunicación Social. Amo mi profesión. 
No soy de la gente que dice: "Si volviera a nacer elegiría otra vez lo mismo". Yo no lo sé. En esta vida elegí esto, quizás en otra elija ser médica o abogada por qué no. Son carreras apasionantes también o están dentro de las cosas que yo hubiese elegido. 
Me gustan muchas cosas. El teatro por ejemplo es una gran pasión, el diseño, la fotografía y trato de ir haciendo cosas para no dejar nada para otra vida jeje.

-¿Tenés hijos? ¿Te gustaría tenerlos? ¿Cuáles son tus deseos en este sentido?

No tengo hijos. Me encantaría tenerlos. Soy de la idea que hay momentos para cada cosa. Ese momento llegará pero hoy estoy concentrada en mi profesión, en la gente que me rodea y en mí. Repito, me encantaría ser madre pero cuesta mucho insertarse laboralmente y tener algo sólido, eso hace que todo se atrase. 

-¿Crees que es posible desarrollar un trabajo profesional sin descuidar la vida privada o familiar?

¡Obvio! Nunca hay que descuidar la vida sólo por una de sus aristas. La profesión ocupa una parte de mi vida, no es mi vida. Si mi carrera lo fuera ya estaría internada. 
Las cosas pasan por otro lado. La familia, los amigos, mis actividades extra-laborales son mi vida también y las disfruto tanto como disfruto ir a trabajar. 
Creo que es un error depositar todo en el trabajo. En esta profesión no hay certezas y si te caes, ¿qué haces según esa concepción? ¿Te quedas sin vida?

-¿Qué valores no le pueden faltar a un buen profesional?

Hay una sigla que la repito siempre: R.U.D. "Respeto, Ubicación y Diálogo". Si todos nos manejaríamos bajo esa premisa nada puede fallar. 
No se puede hablar de “los valores”, porque no todos debemos pensar de la misma manera y supongo que los que son importantes para mi quizás para otro no lo sean.
Más allá de eso a mi me gusta mucho preguntarme: ¿Qué es la ética?, ¿Qué es la dignidad?, ¿Qué es la solidaridad?... y acordarme siempre de esos valores universales, si se quiere. 

-¿Qué extrañas y dejas de lado por trabajo?

Nada. Soy hiperactiva, así que siempre trato de tener tiempo para todo. ¡En un par de años te cuento!

-¿Tenés sueños o metas por cumplir?

Muchas… Fomentar aún más la Escuela de Radio, que tenemos con mi querido amigo, compañero y socio Leonardo Larrea Velasco. ¡Seguir estudiando!
También me gustaría explorar nuevos espacios radiales, encontrar lugares dónde fomentar más la cultura y la educación, seguir generando espacios vinculados al teatro, entre otras cosas. Esos son algunos de los proyectos que ya están empezando a tomar forma este año.


¿Cómo te definís personalmente?

Simplemente, Matilde es una mujer a la que le gusta mucho jugar y se divierte generando desafíos nuevos. Es de las que siente que todos tenemos algo que enseñar y algo que aprender. Es la que considera que la educación es la base de una sociedad y siente que a partir de ahí las cosas pueden mejorar. Quizás lleve tiempo pero es mejor ver los procesos y no los objetivos.
Matilde es una mujer muy optimista, que le gusta mucho reírse, que le gusta mucho el humor y que por supuesto, al provenir de una familia italiana es cabrona. 
En definitiva Matilde, más allá de sus contradicciones, es de esas mujeres que pretende vivir la vida intensamente. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario