ShareThis

viernes, 20 de abril de 2012

Raquel Canale de Zegna: "Hace 24 años que formo parte de Cordic"



Por Mariángeles Parodi


Es presidenta de Cordic desde hace 8 años. Pertenece a la institución hace 24 años.

Cordic brinda remedios a pacientes enfermos del corazón de bajos recursos que no cuenta con cobertura social. En este momento CORDIC brinda esta ayuda a 110 pacientes.

Este año la Vidriera de Cordic cumple 22 años

Creo que este año Cordic va a estar ausente en la Vidriera. Nos fuimos poniendo un poco grandes y no conseguimos gente joven que se incorpore y es mucho trabajo para nosotras. Ahora los jóvenes se realizan profesionalmente de otra manera, el ritmo de vida que tienen ahora no es el mismo que el de hace 30 años atrás. Por eso cuesta que se comprometan con la institución. Otros años La Vidriera ha sido muy redituable y nos permitía tener un respiro durante todo el año pero este año no es así. El armado de una vidriera tiene un costo muy alto y no podemos arriesgar los fondos de Cordic en una inversión que quizás no nos es redituable. Igualmente la última palabra no está dicha. En el mes de abril tendremos la reunión anual con toda la comisión de Cordic y ahí decidiremos si La Vidriera va a estar presente o no este año.

¿Cómo nació la idea de La Vidriera?

Fue gracias una presidenta extraordinaria que tuvo Cordic llamada Angélica Lagos. Matilde Basi se presentó con la propuesta y Angélica decidió afrontar todos los riesgos  y así fue como comenzamos a trabajar para darle forma a lo que hoy es La Vidriera de Cordic y como resultó un éxito se siguió haciendo todos los años.

¿Cómo se sostiene económicamente Cordic?
El ingreso principal nuestro es gracias a las instituciones como la Bolsa de Comercio que colaboran durante el año con un aporte económico. El costo que tienen los remedios es muy alto, incluso el año pasado dudábamos de que pudiéramos seguir dando todos los remedios a nuestros pacientes.

¿Qué están necesitando en este momento?
Cordic tiene una suscripción de socios desde hace años. Por una suma de cien pesos anuales pueden colaborar con la institución, eso nos permite solventar los gastos diarios. Las empresas pueden ser socios benefactores. En este momento tenemos dos socios benefactores que son la Bolsa de Comercio y la Institución Prat. Toda empresa que quiera acercarse a Cordic será bienvenida.

¿Cree que es posible desarrollar un trabajo profesional sin descuidar la vida privada?
Sí es posible. Todo es posible, muchas veces lo que falta es la decisión o la voluntad de hacerlo. En Cordic somos 22 mujeres que formamos parte de la comisión y todas tomamos las decisiones en conjunto. Eso no implica que no tenga tiempo para mi familia, ya que todo se puede. Creo que si tenes problemas de soledad por ejemplo porque te faltan las personas queridas del entorno, como es mi caso, hace que este trabajo me llene el alma. Ver a pacientes que llegan tristes porque no tienen sus remedios y uno le pueda solucionar el problema es algo que no tiene precio. 
¿Tiene sueños o metas por cumplir?
A esta altura de mi vida creo que la mayoría de las cosas que quería las hice. Me debe faltar mucho por hacer, no es que sea vanidosa, pero casi todo lo que quería hacer ya está hecho. Solo quisiera que Cordic continúe y que la gente colabore y entienda lo que la institución significa para nosotros. En este sentido creo que he cumplido con lo que la vida me exigió. Ahora estoy tranquila.

¿Cómo es Raquel Canale de Zegna?
Creo que soy una mujer muy optimista que trata de hacer lo mejor que puede para todos, hijos, amigos y familia.  Ellos dirán en algún momento si lo logré o no. Pero creo que no ser mala persona es lo que más me caracteriza. Estoy feliz de lo que he logrado, y por el caudal de amigos que me han apoyado siempre. No me van a alcanzar todos los días de mi vida para gradecer todo lo que me ha dado.



No hay comentarios :

Publicar un comentario