ShareThis

viernes, 9 de septiembre de 2011

Cecilia Ziadi: “Argentina no tiene nada que envidiar en tecnología”


Es médica cardióloga, tiene 32 años y una carrera profesional exitosa. Esta joven rosarina se especializó en cardiología nuclear y tomografía computada cardiovascular. Durante tres años trabajó en Canadá pero decidió regresar para aplicar lo aprendido en su país de origen. Mujeres Chic dialogó este viernes con Cecilia Ziadi sobre su vida personal y profesional, los últimos avances en medicina cardiovascular y su experiencia en el exterior.
¿Cuándo fue que comenzó tu amor por la medicina?
Decidí estudiar medicina a los 18 años cuando estaba en quinto año del colegio. Estaba entre ésta carrera e ingeniería industrial  pero me  incliné por medicina porque es una profesión más humana.  Lo que más me gusta de la carrera es poder estar en contacto con el paciente, conocer el cuerpo tanto en la salud como en la enfermedad.
Estuviste tres años especializándote en Canadá. ¿Cómo fue que aplicaste a la beca?
Todo nació cuando yo estaba haciendo la residencia en el hospital Italiano de Rosario. Siempre me gusto el inglés y yo quería ir a formarme afuera. Tuve la oportunidad de  trabajar  tres meses en un hospital en Boston y volví muy contenta con la experiencia pero  fue muy poco tiempo. Una vez finalizada la residencia en cardiología,  me enteré que en Canadá  la universidad de Otawa,  estaba otorgando becas a especialistas extranjeros. Así que decidí aplicar  para la beca y me dieron la oportunidad. Allí me especialicé en imágenes en cardiología nuclear y tomografía computada cardiovascular desde junio de 2008 hasta febrero de 2011.
¿Qué te dejó a nivel profesional y personal esa experiencia?
Desde el punto de vista personal fue muy enriquecedor porque conocí gente de diversas culturas. Nunca me voy a olvidar de una amiga musulmana que tiene unos valores humanos increíbles. Estuve en contacto con profesionales de distintas partes del mundo, egipcios,  hindúes, latinos, mexicanos y bolivianos. El intercambio cultural fue muy grande y eso es algo que va a quedar siempre guardado en mí. A nivel profesional, tuve la oportunidad de aprender mucho, de exponer en congresos, publicar notas y poder aplicar en Argentina toda esa formación que recibí.
¿Por qué decidiste volver a Argentina?
Yo había evaluado una oferta profesional en Canadá pero siempre hay que poner en la balanza los afectos. Todas mis raíces están en Argentina. Sin embargo, cuando uno vuelve no sólo es por la familia sino además porque está la posibilidad de aplicar acá todo lo que uno aprendió en el exterior. Si bien son países y realidades distintas, volver a la ciudad donde uno se formó es muy lindo y no me arrepiento de nada.
¿Se puede equilibrar la vida profesional y personal sin descuidar una ni otra?
Desde que me fui a Canadá le dediqué mucho a mi carrera, lo cual siento que descuidé un poco mi vida afectiva. Tal vez se pueda lograr ese equilibrio, a mi aún me falta realizarme como madre pero creo que en algún momento eso llegará. Considero que para ser exitoso y estar en el día a día de lo que uno hace se requiere dedicarle mucho tiempo al trabajo. Si bien conozco a profesionales que son padres exitosos aún a mí no me tocó la faceta de ser mamá.
¿Sentís que tus metas se van cumpliendo?
Una de mis metas era formarme como profesional en el exterior y por suerte la pude cumplir, pero el desafío continúa. Quiero seguir progresando en este país y continuar actualizándome. En la vida siempre hay metas porque vivimos de sueños, está en nosotros en tratar de buscar lo que queramos hacer.
¿Cómo ves a Argentina en el tema de los adelantos en la medicina en comparación con Canadá?
Todos conocemos nuestras limitaciones económicas en comparación con los países del primer mundo. Pero más allá de esto, considero que Argentina no tiene nada que envidiar en tecnología. En cuanto a aparatología de imágenes cardíacas, Rosario cuenta con dos equipos PET híbrido con tomografía, que es lo último que se tiene en Estados Unidos y Europa, además de tomógrafos de alta gama y resonadores. 
¿El nivel profesional en el país cómo lo consideras?
Desde un punto de vista cardiovascular creo que el nivel es superior en Argentina. La práctica en este país no se aleja tanto de lo que se hace por ejemplo en Canadá. Es nuestra obligación seguir estudiando y capacitándonos para no estancarnos.
¿Cuáles son las ventajas del diagnóstico por imágenes?
Por ejemplo con el tomógrafo  multicorte que contamos en Rosario es posible mezclar las arterias sin tener que hacer un procedimiento invasivo. Con este tipo de tomógrafo, el paciente puede ir a la clínica de forma ambulatoria sin necesidad de internarlo. Creo que esto es un avance muy grande porque no solo nos permite detectar una enfermedad sino descubrirla en pacientes que tienen antecedentes  familiares y no tienen síntomas. Con este equipo además se puede conocer si hay o no calcio en las paredes de los vasos coronarios. No sólo la medicina diagnóstica tiene un valor sino también la medicina preventiva. Creo que el paso del tiempo va a dar lugar a que estas técnicas sigan emergiendo en nuestra comunidad.
¿Cómo sos personal y profesionalmente?
Soy una persona que estudio mucho, muy exigente conmigo misma. A nivel personal me considero una persona tímida  que me gusta divertirme, salir con mis amigas y pasar tiempo con mis sobrinos.


No hay comentarios :

Publicar un comentario