ShareThis

jueves, 19 de mayo de 2011

NIVEA, la prestigiosa marca de cuidado para la piel cumplió 100 años



Con su clásica crema marcó el comienzo de una etapa de investigación y progreso que fue creciendo a la largo del tiempo para convertirse hoy en día en una verdadera leyenda que está presente en todas las familias del mundo.


La Latita Azul. Un clásico de todos los tiempos
En sus comienzos, la latita azul no era azul: era amarilla y estaba decorada al estilo "art decó" de la época, con arabescos color verde. En 1925, en la búsqueda de un empaque que reflejara los valores fundamentales de la marca, se relanzó con tan solo dos colores, azul y blanco -que representan la responsabilidad, la confianza y la pureza en un diseño innovador y atemporal. Esta síntesis de la identidad de la marca, logró convertirse a lo largo de los años en un símbolo, y en uno de los envases más exitosos en la historia, presente en museos y colecciones a lo largo del mundo.
Si se hiciera una fila con todas las latas de NIVEA Creme vendidas hasta hoy, llegaríamos a la luna.
Pero por supuesto, lo más importante era el contenido de la famosa latita.


100 años. La historia recién comienza
En la actualidad, millones de personas en todo el mundo utilizan los productos de NIVEA. Fuerza, espíritu innovador y búsqueda por darle a cada consumidor la respuesta perfecta a las necesidades de su piel son los pilares que indudablemente han llevado a esta firma a la prestigiosa posición que hoy ostenta.
Luego de 100 años, la historia de esta gran compañía se sigue escribiendo día a día en cada rostro, en cada cuerpo, cada vez que alguien luego de mirarse al espejo se dice a sí mismo "qué bien que me veo hoy".
Sin duda, ése es el orgullo de NIVEA.

No hay comentarios :

Publicar un comentario