ShareThis

miércoles, 6 de octubre de 2010

Los veganos y su consumo responsable

La proliferación del “vegan chic” y los negocios que prohíben en sus repisas los productos de origen animal es constante. Adoptando la tolerancia cero que mantienen los vegetarianos militantes, este movimiento se multiplica día a día ganando partidarios alrededor del mundo.

Nacida hace más de 60 años, la filosofía vegana ha alcanzado actualmente una importante repercusión sobre todo en los Estados Unidos, en donde cuenta con más de 2.3 millones de adeptos. El “veganismo”, término proveniente del vocablo anglosajón "veg-etari-an", se basa en el respeto hacia los animales posicionándose éticamente contra el especismo, o la creencia en la superioridad de la especie humana por sobre el resto. Los discípulos de esta corriente vistos como vegetarianos extremos; mantienen una dieta que no daña los animales ni el ambiente directamente, o a través del proceso de géneros como cuero, lana o seda. 
Por motivos de conciencia y de salud, rechazan los zapatos y la ropa hechos de piel e incluso los productos manufacturados con pegamento y tinturas de origen animal. Sus adeptos parecen poder sobrevivir sin suculentos asados o finísimas carteras pero más allá de llevar adelante esta filosofía de vida, no están dispuestos a perder el glamour y hacer oídos sordos al último grito de la moda.

“Eco-friendly”
Hace unos años atrás, quienes buscaban mercaderías ecológicas sólo podían contentarse con unos pocos locales y algunos websites especializados. Hoy, incluso las grandes tiendas están incorporando dentro de sus renombradas líneas, productos veganos con diseño. Las zapatillas Vans, por ejemplo, promocionan un modelo realizado en goma y nobuk sintético, al igual que otras marcas masivas que están publicitando sus “líneas sin crueldad”. En América del Norte, la tendencia es sin duda animar a los consumidores, incluso a los que hasta ahora sólo siguen una dieta sin brutalidad, a adoptar sus preceptos no sólo en la cocina sino también en sus guardarropas. Esta creciente población, consciente de lo saludable y ecológico, ha contribuido visiblemente al crecimiento de un mercado vegetariano que hoy mueve millones. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario