ShareThis

lunes, 27 de septiembre de 2010

Cáncer de mama: la importancia del auto-examen diagnóstico


El cáncer es la generación rápida de células que crecen más allá de sus límites normales, pudiendo invadir o diseminarse a otros órganos, provocando metástasis. Particularmente, el cáncer de mama afecta a mujeres que se encuentran entre los 35 y 54 años, pero aún cuando la enfermedad se encuentra en un estadio avanzado, las nuevas terapias han permitido que quienes lo padecen experimenten la misma calidad de vida que tenían antes de conocer el diagnóstico.

Según estadísticas internacionales, una de cada ocho mujeres puede padecer cáncer de mama en algún momento de su vida, y una de cada veinticinco muere a causa del mismo. Sin embargo, detectándolo en una etapa temprana esta enfermedad presenta una tasa de curación alentadora de hasta el 97%.

Su descubrimiento inmediato junto con la prevención son las claves: por eso los expertos recomiendan que todas las mujeres mayores de 20 años se realicen mensualmente un autoexamen de mamas para buscar en ellas protuberancias u otros cambios. Sin embargo, éste tiene limitaciones y NO constituye un sustituto de los exámenes realizados por el médico, ni de las mamografías.

El auto-examen
Consiste en una simple y efectiva exploración visual y manual para realizar en sus mamas: 70 de cada 100 casos de tumores pueden ser descubiertos a través de este método. El mismo debe efectuarse una vez al mes, entre el 7ª y el 10ª día contando desde el 1er. día de la  menstruación.

¿Cómo hacerlo?
Coloque el brazo derecho bajo la cabeza. Toque suavemente con las yemas de los dedos de la mano izquierda el seno derecho, empezando en la axila moviendo la mano poco a poco en espiral hacia el pezón, tratando de descubrir cualquier bolita o dureza. Luego, cambie de posición para examinar el lado izquierdo. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario