ShareThis

miércoles, 4 de abril de 2012

El arte de la lactancia materna

* Por Laura Krochik
Especialista en Infancia y Crianza
Directora de la carrera de Puericultura de la Asociación Civil Argentina de Puericultura
www.laurakrochik.com.ar / www.acadp.com.ar


Compartimos con nuestras lectoras una nota ya publicada en el mes de julio del 2010 que vale la pena leer.


El maravilloso acto de amamantar es el mejor modo de continuar el vínculo que el bebé tenía con la madre en su vida intrauterina. Por eso es importante saber que si se presentan algunas dificultades en los pezones se pueden intentar ciertos cuidados para poder disfrutar plenamente de ese momento tan especial.






Si bien los cuidados son básicamente los mismos que se realizan durante el embarazo, se deben tener en cuenta algunas pautas de protección para prevenir que los pezones se agrieten o duelan. A continuación, te dejo algunos tips para que pongas en práctica, esperando que te sean de mucha ayuda!


Libre demanda: ofrecer el pecho al niño, amamantar con mucha frecuencia y sin restricciones horarias para conseguir mayor alivio en las mamas.


Extracción: es importante si los pechos han quedado muy llenos aún. Esta leche puede almacenarse para alimentar luego al bebé.


Buena prendida: el bebé debe estar con la boca bien abierta, su barbilla tocando el pecho de la madre, y su labio inferior hacia afuera. Debe succionar, detenerse y volver a succionar, de manera profunda y lenta.


Aire: los pezones necesitan aire como medida preventiva, para evitar la humedad constante.


Leche: se recomienda su contacto constante con los pezones y la areola, ya que posee propiedades antibióticas, regenerativas, antisépticas, lubricantes y suavizantes del tejido.


Agua: los pechos deben lavarse solamente con agua, evitando el uso de jabones, aceites, o cualquier producto que puede alterar el pH de la piel o irritarla.


Sol: es aconsejable exponer los pechos al sol durante unos diez o quince minutos, en los horarios de exposición permitidos. Está demostrado que el sol tiende a sanar los pezones agrietados.

No hay comentarios :

Publicar un comentario