ShareThis

lunes, 3 de abril de 2017

¿Las probabilidades de embarazo disminuyen con la edad?


Cada vez son más numerosas las consultas por temor a no poder quedar embarazadas. Muchas consisten en la preocupación de la prolongada ingesta de píldoras anticonceptivas,  y en preguntas o comentarios acerca de alguien cercano que se encuentra en tratamiento por infertilidad.

Hablamos de infertilidad cuando una pareja no logra un embarazo después de mantener relaciones sexuales sin ningún método anticonceptivo durante 1 año. Las píldoras  anticonceptivas no son causa de infertilidad y no provocan ninguna alteración en la función ovárica después de discontinuar su ingesta. Tampoco afecta el tiempo de uso, aunque hayan sido muchos años.

Algunos centros publican un aumento de las tasas de infertilidad en forma constante a través del tiempo. Esto se traduce por un mayor número de parejas que consultan por este motivo y se someten a  tratamientos para embarazarse.  Sin embargo, la organización mundial de la salud ( OMS ) ha publicado recientemente que las tasas de infertilidad no se han modificado en los últimos 20 años. Analicemos  esta posible contradicción. 

El aparente aumento se debería a otras causas que afectarían las posibilidades de embarazarse. Por ejemplo, nacemos con la cantidad de folículos ( futuros óvulos ) que vamos a madurar a lo lardo de la vida reproductiva. Esto folículos se van gastando y van también envejeciendo. Tal es así que podríamos decir que a partir de los 35 años de edad las posibilidades van disminuyendo considerablemente. Las chances de embarazo a los 42 años no supera el 5%.

Las mujeres en la actualidad planifican su maternidad en función de otros deseos, objetivos y logros. Esperan terminar su carrera, o lograr un cargo en el trabajo, cumplir con objetivos económicos o lúdicos como viajar, explorar o conocer. Sucede que esta planificación a veces no coincide con los tiempo biológicos, es decir con los tiempos de la edad reproductiva o de la capacidad de nuestros ovarios. Este atraso en la búsqueda de la maternidad es una de las causas más importantes del aumento de la infertilidad.

Si bien es cierto que la edad ideal para embarazarse es la que elegimos y deseamos, esta elección está condicionada por nuestra edad. Pero a no desesperarse, existen otras posibilidades, reprogramarse, congelar óvulos etc. que serán tema de otras notas. El conocimiento de nuestra vida reproductiva nos va  a permitir realizar nuestras elecciones con mayor seguridad y convicción.  

Por: Liliana N. Giuliodori | Especialista en ginecología y endocrinología ginecológica y reproductiva en CEGOR.

No hay comentarios :

Publicar un comentario