ShareThis

viernes, 26 de agosto de 2011

Carina Cabo: “La educación empieza y termina en casa”




Es licenciada en Ciencias de la Educación, profesora en Psicología, Pedagogía y Filosofía. Y los títulos siguen, pero en lo que realmente se destaca esta profesional es en su rol de madre. “Educar es una tarea muy difícil pero debe hacerse todos los días”, explicó Cabo, mamá de dos hijos adolescentes. La pedagoga habló sobre la educación escolar, la influencia que ejercen los medios de comunicación en los jóvenes. Y el rol de los padres a la hora de educar. Este viernes Mujeres Chic te presenta a Carina Cabo, una mamá con todas las letras que sabe dividir su tiempo entre el trabajo y el hogar.

¿Crees que la educación actual está en crisis?
No creo que la educación esté en crisis. La educación siempre ha acompañado a la sociedad, ha ido adaptándose a todos los cambios sociales. Son otros modelos educativos diferentes a los de hace décadas atrás, que se van adecuando a la sociedad y al contexto del momento.

¿Cuáles crees que son las principales deficiencias de la educación actual en la escuela?
Creo que hay una gran crisis de autoridad y eso se ve reflejado en la escuela. Una crisis donde los modelos no son tan estáticos y donde los padres no son los únicos referentes. Los medios de comunicación son hoy en día los grandes referentes de los chicos y de los jóvenes. Hace décadas estaba claro en las instituciones en general cuál era la norma. Qué estaba permitido y qué prohibido, cosa que hoy en día no sucede. Esto provoca que haya una gran crisis de autoridad, muchas veces permitido por los adultos porque nos resulta más cómodo. Y otras veces porque compartimos esa autoridad con los medios masivos de comunicación que son los grandes referentes de nuestros hijos.

¿Crees que hoy en día la escuela cumple el rol primordial de educar?
Creo que se ha perdido el rol primordial de la escuela. Hace cincuenta años atrás la única posibilidad de socialización que tenía el joven era la escuela. En la actualidad tiene otras instancias de socialización, la cuestión es ver cómo usa esas instancias para que sean positivas. Así como internet puede ser nefasto, también puede ser maravilloso como herramienta que accedemos todos los días. Los adultos tenemos el deber de canalizar esa información para que sea adecuada a los más chicos.

¿Por qué se vive tanta violencia en las escuelas?
No creo que la violencia sea propia de la escuela. Ésta es una caja de resonancias de lo que ocurre en la sociedad. Vivimos en una sociedad muy violenta que se ve reflejado en los medios masivos de comunicación. En la escuela, los docentes y directivos tienen poco tiempo para pensar estrategias o proyectos para solucionar el tema de la violencia. Pero son las instituciones educativas las que deben fijar normas claras y consensuar otras.

¿La educación comienza en casa o en la escuela?
La educación empieza y termina en casa y pasa por la escuela. El niño nace en un hogar y la primera socialización se da en la familia, aprende a hablar, a comer, a relacionarse con los demás. La escuela también es muy importante, pero a diferencia de la casa, en el colegio el niño permanece sólo cuatro horas.

Sos mamá de dos hijos adolescentes. ¿Cómo educas en tu casa?
No es fácil porque a veces se contradice la teoría con la práctica. Como mamá quiero que respeten las normas y a veces no lo hacen. En mi casa hay reglas claras y si bien es una democracia, se trata de una democracia representativa ya que los padres decidimos qué se puede y qué no. Si bien hay cosas que se pueden discutir, hay otras que no se pueden cambiar porque tanto mi esposo como yo creemos que tienen que ver con la educación de nuestros hijos.

¿Te consideras una madre estricta o liberal a la hora de ponerles reglas a tus hijos?
Estricta, al menos ellos me catalogan así. Creo que es beneficioso para ellos si nos ven seguros en la educación. La adolescencia es un período muy complicado, donde se pone en cuestión la autoridad ya que en esta etapa los padres no son los únicos referentes. El que dice yo ya eduqué a mis hijos, no es verdad ya que es un trabajo de todos los días. Si bien trabajo mucho, intento estar presente para mirar lo que hacen, saber a dónde van y controlarlos en el buen sentido de la palabra.

¿Cómo dividís tu tiempo entre el trabajo y la familia?
Fue muy difícil los primeros tiempos porque yo trabaja mucho más cuando ellos eran chicos. Por suerte tuve el apoyo de mi esposo, quien es el que ha estado continuamente en la educación de mis hijos. La presencia de él siempre fue muy fuerte e importante. Ahora que son más grandes trato de estar y de mirar todo el tiempo qué es lo que ellos hacen sin que se den cuenta.

¿Cómo te definirías si tuvieras que hacerlo?
Una persona muy exigente conmigo misma y muy comprometida con mi trabajo. Soy sumamente feliz con lo que hago y con lo que tengo. Por otra parte soy muy insatisfecha que es lo que me lleva a movilizarme para seguir progresando en cosas nuevas.

1 comentario :

Anónimo dijo...

La he escuchado en varios programas, muy interesante lo que dice.

Publicar un comentario