ShareThis

viernes, 24 de junio de 2011

Florencia O´Keeffe: "El periodismo científico tiene un rol clave"


Es una profesional destacada dentro de los medios rosarinos. Es esposa, madre y además, eligió tomar una gran responsabilidad al especializarse como comunicadora en el área de la salud. Desde hace 20 años, Florencia O´Keeffe lleva adelante una brillante labor periodística que le valió recientemente un galardón otorgado por la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales.
Este viernes, Florencia habla con nosotros acerca de los inicios de su carrera, las patologías que más le preocupan en estos tiempos y la problemática de género. Una vez más, Mujeres Chic te acerca la visión de otra de nuestras rosarinas destacadas que bien vale la pena conocer.

Florencia O´Keeffe / La Capital
¿Hubo en tu vida algún hecho determinante que te llevó a dedicarte al periodismo?
Siempre me gustó escribir. ¡Lo hago desde que me acuerdo! y hablar, desde ya, como a la mayoría de las mujeres. Pero no hubo un hecho puntual; creo que me motivó el deseo de comunicar, el interés por escuchar las historias de los otros, y la voluntad de querer cambiar, al menos, un poco el mundo.

¿Qué importancia le adjudicas a la labor periodística en un área tan importante como la salud?
Actualmente los temas médicos son de los más consultados en las web  de todo el planeta. El espacio que los diarios de papel, revistas, programas televisivos y radiales le brindan a la salud también ha crecido mucho. Eso demuestra el interés de la gente en la prevención, en el cuidado de su familia. El periodismo científico o médico tiene aquí un rol clave, debe acercar los temas complejos a la mayoría de la población, tratarlos con rigor científico y de un modo atractivo. Por  eso considero que especializarse en esto es necesario, aunque no imprescindible para hacerlo bien y con responsabilidad.

Florencia junto a la Asociación de Periodistas Científicos
Siendo una referente en el tema, ¿cómo llevás la responsabilidad de concientizar, formar, e informar?
Con la tranquilidad que te dan los años de oficio y casi siempre con alegría porque me doy cuenta de que las notas generan interés y que en general son bien recibidas. La gente me las comenta, los vecinos, los amigos, los familiares, y eso te permite ganar confianza. Y además, los colegas  también las leen, ¡que no es poco!

¿Qué opinión te merecen los casos de violencia de género contra la mujer?
Es una temática que me interesó siempre. Las mujeres seguimos siendo víctimas del machismo aunque hayamos ganado muchos espacios en las últimas décadas. Me conmueve profundamente que haya mujeres que son maltratadas verbal y físicamente por sus parejas, por sus padres o hermanos. Me parece de una cobardía absoluta que algunos hombres  impongan con violencia su manera de pensar y de sentir. Todavía hay  mucho por hacer en este aspecto, las mujeres tenemos que animarnos a hablar, a compartir con otras mujeres nuestros miedos y nuestras angustias. Los medios de comunicación tienen que tener el tema presente a diario, no sólo para el Día de la No Violencia. Todas y cada una de las mujeres, desde que somos niñas, tenemos que estar concientizadas para denunciar a quien nos daña. Es nuestro derecho a decir ¡basta! cuando no nos tratan como merecemos, cuando en definitiva, no estamos siendo felices.

Fuiste galardonada por la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales por tu labor periodística en el mes de abril, ¿cómo viviste ese reconocimiento?
Feliz. Los reconocimientos son verdaderos mimos. Siempre agradezco  haber elegido este trabajo porque lo amo y lo disfruto cada día, así  que, si me premian por eso, es fabuloso. 

¿Qué otros momentos  gratificantes atesorás a lo largo de tu carrera?
En 20 años ha habido muchos momentos intensos. Pero lo mejor es cuando puedo generar un cambio positivo con mi trabajo. Por ejemplo, cuando me encuentro con una mamá me cuenta que descubrió que su hija tenía tal enfermedad por una nota que leyó en el diario, o cuando varias mujeres se juntan y crean una asociación de pacientes gracias a un informe que escribí. Esas gratificaciones no tienen precio, y son para siempre.

"Soy básicamente inquieta, un poco ansiosa
y muy apasionada en todo lo que hago".
¿Qué problemáticas actuales relacionadas a los temas que abordás en tus investigaciones te preocupan particularmente?
La sexualidad adolescente y la maternidad precoz; las enfermedades  crónicas, sobre todo las genéticas. Y desde ya los problemas cardiovasculares, que son la principal causa de muerte en los adultos de nuestro país.

¿Cómo organizás las horas del día para repartirte entre el trabajo y vida personal?
¡Uff! ¡Todo un tema! Priorizo los horarios de mis hijos (Juan Bautista y Tomás, mellizos de 7 años) y a partir de allí armo mi rutina. Trato  de estar con ellos todo lo que puedo y le dedico al trabajo unas 6 o 7 horas al día como máximo. Obviamente, si alguna nota lo exige y  necesito quedarme más tiempo en el diario le pido ayuda a mi mamá para que los cuide. Y aunque me cuesta despegarme de lo laboral, durante mis francos me alejo todo lo posible de las noticias, sobre todo en esta etapa en la que ellos me necesitan tanto.

¿Cómo describirías las cualidades que, como mujer, aportás al periodismo?
Creo que las mujeres tenemos una sensibilidad especial para escuchar, para comprender el dolor, los temores y las expectativas de los otros. Y eso nutre nuestro trabajo. También creo profundamente en la tenacidad femenina. Cuando queremos algo es difícil que no lo logremos.

¿Cómo te definirías?
Mi marido se reía la semana pasada porque me escuchó decir que "soy  movediza". ¡Es un buen calificativo! Sí, la verdad es que soy básicamente inquieta, un poco ansiosa, y muy apasionada en todo lo que hago.

No hay comentarios :

Publicar un comentario